• Dirección: Paseo de la Reforma 296, piso 38, Col. Juárez, CDMX, México, 06600.
  • Correo: contacto@plusworker.com

Idea y Objetivo

Idea

En el actual mundo laboral, se ha vuelto indispensable que cada persona o empresa cree su entorno de seguridad, el cual le permita ser más competitivo y productivo, generando relaciones más fuertes y duraderas que propicien el crecimiento del individuo y/o de las organizaciones con las que se participa. El marco normativo es una mera referencia de bienestar y esta rebasado por la realidad de las relaciones generadas mediante los beneficios que podemos ofrecer.

Objetivo

Detectar las prestaciones y servicios que sean útiles para los trabajadores y empresarios, para así; ponerlas al alcance de todos sus asociados y con esto incrementar la productividad, abatir costos y generar un ambiente seguro y confiable que favorezca las relaciones trabajador-empresa.

Problemática que pretende
resolver nuestro programa:

En México actualmente existen alrededor de 52 millones de personas empleadas, y sólo 22 millones de ellas están registradas ante el IMSS con un salario aproximado de 9,500 pesos mensuales, dejando a 30 millones de trabajadores considerados como informales. Tanto el SAT, el IMSS, el INFONAVIT y otras autoridades, han tomado como estrategia la intimidación hacia los patrones, para así asegurar el cumplimiento de las regulaciones en los más de 4 millones de establecimientos comerciales, censados por el INEGI. El IMSS tenía registrados a finales del 2016, cerca de 900 mil patrones (siendo tan sólo el 20 % de todas las unidades productivas del país).

Hoy día, las responsabilidades laborales generadas entre particulares por la relación obrero-patronal no es, ni por asomo el principal problema de los patrones para formalizarse y formalizar los empleos que generan. Los últimos cambios legislativos en materia laboral han logrado acotar las responsabilidades en ese sentido sin embargo, el tema de que las empresas frecuentemente son intervenidas por las autoridades, se presenta más como un punto a evitar, además de que esta constante intervención, comúnmente desemboca en abusos por parte de la autoridad, causando así fuertes costos para la defensa de la empresa. Esta es la principal razón por la cual las empresas siguen recurriendo a la tercerización de personal, y a los denominados outsuorsing, los cuales continúan proliferando a pesar de la satanización que las mismas autoridades han desatado hacia el sector (el cual es totalmente legal), todo con el objetivo de evitar la posibilidad de auditorías directas por múltiples entidades.

Si existen más de 30 millones de empleados informales y más de 3 millones de unidades económicas de producción activas, pero no registradas; es evidente que la estrategia de la autoridad orilla a una gran masa de trabajadores y empleadores a estar en la informalidad, antes de cumplir sus metas.

Basado en los datos anteriores, el modelo laboral de la actualidad es notoriamente ineficiente, por lo que sino se toman medidas para ajustarlo a la realidad de las nuevas relaciones de trabajo y colaboración, la recaudación seguirá concentrándose en los mismos contribuyentes; los patrones preferirán la informalidad, aún ante la incertidumbre jurídica; el respeto a los derechos sociales de los trabajadores seguirá siendo vulnerado; y la productividad en conjunto de todo México será menor a la necesaria, dificultando lograr un estado de verdadero bienestar.

La autoridad no toma en cuenta las circunstancias económicas, tecnológicas y productivas reales. No importa si existen empresas sin domicilio (sobre todo de tecnología), si la empresa no cuenta con trabajadores (ya que el outsourcing es más eficiente), que los trabajadores no sean exclusivos (no importa que solo le facturan a una solo entidad), si se venden y se compran productos y servicios reales, la presencia real de patrones dispuestos a generar condiciones de riqueza y bienestar para el Estado, así como para sus colaboradores y trabajadores. Siendo que actualmente, muchas empresas trabajan de este modo.